Categories
Uncategorized

Consejos para en envolver regalos y paquetes

Cartonajes Feky: Envoltorio de regalos

Cuando haces un regalo a un familiar, amigo, colega del trabajo o a tu pareja, la primera impresión que trasmite el obsequio es la que provoca su envoltorio. Muchas personas luego de comprar el regalo, prefieren empaquetarlo con un envoltorio regalo para tiendas, rematándolo finalmente con cintas regalo para comercios. Sin dudas, esta forma de adornar el regalo te ahorra muchísimo tiempo y casi siempre queda muy bonito y bien envuelto, pero yo, al igual que otras muchas personas, prefiero envolver mis regalos por mí mismo. No es tan difícil, y la principal ventaja de hacer por uno mismo el envoltorio para los regalos es que podemos crear un envoltorio, además de atractivo, muy original e incluso adaptarlo a la personalidad del receptor del regalo para que cause un impacto mayor.

Si además de eso, el regalo lo queremos enviar por correo, debemos tomar precauciones adicionales con el embalaje. Los siguientes consejos te ayudarán a envolver más fácil en casa los regalos que compres para obsequiar en días de cumpleaños, aniversarios y otras festividades y a envolver cualquier tipo de cosas que quieras enviar de manera segura:

Tamaño apropiado de la caja: Mientras más libremente pueda moverse el o los objetos dentro del interior de la caja, mayores posibilidades existirán de que esta se rompa, pero cuidado también en tu afán de lograr un ajuste óptimo, no sobrecargarla demasiado, pues esto también puede causar que se estropee el envoltorio. Por último recuerda que existen objetos pequeños muy pesado y viceversa, el peso del objeto debe estar en correspondencia con el que pueda soportar la caja, si te queda espacio libre dentro de la caja puedes rellenarlos con algún material suave como el envoltorio de burbujas.

Ocultar las uniones del papel: Cuando envuelvas los regalos fíjate que las uniones queden en parte de debajo de su caja o en otro lugar que no sea visible. Oculta los pliegues y puntas sobrantes de la cinta de regalo para que no desentones con el diseño del papel de envoltorio para regalos. Por supuesto, el color y diseño de la cinta y el moño no deben desentonar con los colores y diseño del papel.

No olvidar la tarjeta: Todo regalo debe ir con su tarjeta, donde además de dar a conocer al destinatario quién le envía el regalo, puedes poner un corto mensajes donde expreses tus sentimientos hacia esa persona.

Enviar regalos por correo: Si vas a envía varios regalos es aconsejable envolver cada uno por separado con envoltorio de burbujas y después juntarlos todos con cinta adhesiva.

Antes de sellar el regalo definitivamente: Sacúdelo un poco, si notas que algo se mueve en su interior, ábrelo nuevamente y rellena los espacios vacíos con papel de diario o de viejos documentos, vuelve a cerrar el paquete y repite la operación inicial hasta asegurarte de que ya nada se mueve libremente en su interior.

Reforzar el embalaje: Si tienes las sospecha de que la caja del regalo pueda ser demasiado débil para soportar el contenido, puedes reforzarla utilizando cinta adhesiva de embalaje pegándola por las costuras de forma que se forme una “H”. Esto brindará una protección adicional a una caja sobrecargada.

Reciclaje: Puedes reutilizar cajas en desuso para ahorrarte dinero. Recuerda remover las etiquetas viejas y códigos de barra para evitar que el paquete tome un destino equivocado.

Regalos electrónicos: Antes de envolverlos, si es posible, retira las baterías para evitar que por accidente se salgan de sus cajuelas durante el viaje. Al hacer esto eliminas el riesgo de un corto circuito que pueda hacer arder el cartón y el papel del envoltorio.

A prueba de agua: Una manera sencilla de hacer tus paquetes a prueba de agua es envolverlos con bolsas de basura y sellarlos con cinta de embalaje.

Código postal: Revisa que pusiste correctamente el código postal del destinatario y que este sea perfectamente legible para evitar que al cabo de varias semanas te encuentres el paquete en las escaleras de la puerta de entrada de tu casa.

Etiqueta extra: Coloca una etiqueta extra con los datos del destinatario, así si los datos de la etiqueta exterior se vuelven ilegibles, le das la oportunidad a los empleados del correo de enviar el bulto al destino correcto. Ellos tienen la costumbre de abrir los envoltorios en busca de estos datos cuando se les dificulta leer los de afuera de la caja.

Pesaje en casa: La manera más exacta de conocer el peso del un paquete es pesarte junto con él en tu pesa domestica, anotar el resultado obtenido. Después te pesas solo y le restas el resultado al peso obtenido anteriormente. Eso te dará de manera más fidedigna el peso de los paquetes.