Categories
Uncategorized

Regalos para San Valentin

Cuando una persona está de cumpleaños, o se acerca un aniversario, o tal vez en Navidad se acerca siempre el mismo inconveniente para quienes lo rodean; qué regalarle. Por más que a todos no dé felicidad poder hacerle un presente a alguien, y poder materializar de alguna manera todo lo que lo queremos, suele ser siempre una situación de dudas. Mucho más si se trata de nuestra pareja y el día de Celebración es San Valentín.

Puede que para muchas parejas esta fecha no sea importante y si bien tú regalas, se espera, para sentirte bien y no por el hecho de que también recibirás algo, estaría perfecto que entre los dos puedas consensuar qué importancia tendrá esta fecha en sus vidas. No se trata de un detalle menor porque puede dar lugar a confusiones, si es que alguna arma un plan especial, y el otro ni si quiera ha recordado de qué día se trata.

Si todavía no tienes la confianza porque hace poco tiempo que estás en pareja, y es la primera vez que pasarán San Valentín juntos, ten cuidado. Puede suceder que no sepas todavía cómo reacciona el otro frente a este festejo, y puede que te excedas.

Recuerda que para mejorar algo, tendrás tiempo. En este caso, es preferible hacerle un simple presente, como puede ser, un chocolate, o algo pequeño que sabes que está por comprarse, como un llavero o algo que necesite en su casa. Lo ideal es que puedas decirle que es en calidad de San Valentín y que, como muchos festejan has decidido sólo hacerle un presente. A estas alturas de la relación guarda los corazones y las cartas para un poco más adelante, así no lo espantas.

En el caso de parejas que ya hace tiempo que están y que han tenido ya un acuerdo de lo que prefieren hacer en este 14 de febrero, la tarea no es tampoco tan sencilla. Después de un tiempo juntos parece que los regalos se comenzaran a agotar y no es fácil encontrar el indicado. En este caso, sin dudas es mejor apelar a la originalidad, y a un presente que tenga que ver más con la intimidad.

Algún álbum de fotos, con anotaciones debajo que cuenten anécdotas. Puedes armar un vídeo con imágenes, y música contando vuestras historias, o puedes por ejemplo, regalarle un cuadro con la foto que más les gusta a los dos, y tener una en su casa y una en la tuya.

Recuerda que las cenas, los viajes sorpresa, o por lo menos una noche de hotel serán regalos especiales, que no tendrán que ver tanto con la materialidad sino con el hecho de poder hacer algo juntos. Con el tiempo, se irán conociendo lo suficiente como para no arruinar todo desde el principio.

Y recuerda que las demostraciones que tengan que ver con el público, como su espacio, su muro de Facebook, su trabajo y demás, deben quedar al margen de las ideas originales, por lo menos en el primer tiempo.